----------------------------------------L-U-C-I-E-R-N-A-G-A----------------------------------------

----------------------------------------L-U-C-I-E-R-N-A-G-A----------------------------------------

viernes, 20 de marzo de 2009

Lo que piensan los demás


Un hombre y su mujer salieron de viaje con su hijo de doce años, que iba montado sobre un burro. Al pasar por el primer pueblo, la gente comentó:

- "Mirad ese chico tan maleducado: monta sobre el burro mientras los pobres padres van caminando."

Entonces, la mujer le dijo a su esposo:

- " No permitamos que la gente hable mal del niño. Es mejor que subas tú al burro."

Al llegar al segundo pueblo, la gente murmuró:

- "Qué sinvergüenza, deja que la criatura y la pobre mujer tiren del burro, mientras él va cómodo encima."

Entonces tomaron la decisión de subirla a ella en el burro mientras padre e hijo tiraban de las riendas. Al pasar por el tercer pueblo, la gente exclamó:

- "¡Pobre hombre! ¡Después de trabajar todo el día, debe llevar a la mujer sobre el burro! ¡Y pobre hijo! ¡Qué será lo que le espera con esa madre!"

Entonces se pusieron de acuerdo y decidieron subir al burro los tres y continuar su viaje. Al llegar a otro pueblo, la gente dijo:

- "¡Mirad qué familia, son más bestias que el burro que los lleva! ¡Van a partirle la columna al pobre animal!"

Al escuchar ésto, dicidieron bajarse los tres y caminar junto al burro. Pero al pasar por el pueblo siguiente la gente les volvió a increpar:

- "¡Mirad a esos tres idiotas: caminan cuando tienen un burro que podría llevarlos!"

(Cuento tradicional)

§ 555 § eL lOcO

2 comentarios:

ERre! dijo...

jajaja, muy buena historia. y si pues, al final ya no eran ni mujer ni niño ni hombre, sólo tres idiotas y un burro.

creo que lo más importante es confiar en un mismo, sabiendo que las decisiones que tomamos son las correctas. la gente siempre hablará, sobre todo la que no nos conoce. ni a nosotros ni nuestro camino.

me encanta tu nombre en colores, jeje, cada vez se ve más loco.

un abrazo,

ERre!

Luciernaga dijo...

De tu blog lo copié y cojo la paleta de colores del editor de blogger y ¡lo que salga!

Estoy de acuerdo contigo en que lo que hay que hacer es confiar en nuestras propias decisiones y seguir nuestro camino, porque si empezamos a tener en cuenta "lo que piensan los demás" no podríamos ni andar, ¡nos quedaríamos paralizados, incapaces de decidir en qué dirección movernos! ;-)

Un abrazo

§ 555 §